La vida en la Tierra podría haber comenzado 300 millones de años antes de lo que se pensaba

Los organismos vivos podrían haber existido en la Tierra hace 4.100 millones de años, es decir, 300 millones de años antes de lo que se creía, según un nuevo estudio.

Si se confirma, el descubrimiento significa que la vida surgió un tiempo notablemente corto después de que la Tierra se formara a partir de un disco primordial de polvo y gas que rodeaba al sol hace 4.600 millones de años.

Planeta Venus. Imagen tomada en 2003. Fecha exacta desconocida.

Los científicos esperan que Venus revele el secreto de cómo evolucionó la vida en la Tierra

Los investigadores descubrieron la prueba en motas de grafito atrapadas en cristales de circón inmensamente antiguos procedentes de Jack Hills (Australia Occidental).

Los átomos del grafito, una forma cristalina de carbono, llevaban el sello de origen biológico. Estaban enriquecidos con 12C, un isótopo de carbono «ligero», o cepa atómica, normalmente asociado a los seres vivos.

Esto sugiere que una biosfera terrestre había surgido en la Tierra hace 4.100 millones de años, dijeron los científicos que escriben en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Los científicos estadounidenses, dirigidos por el Dr. Mark Harrison, de la Universidad de California en Los Ángeles, afirmaron que el grafito estaba completamente envuelto en circón sin grietas y no podía haberse contaminado a pesar del paso de los eones.

Escriben: «Este estudio amplía el registro de isótopos de carbono terrestre unos 300 millones de años más allá de las muestras más antiguas del suroeste de Groenlandia».

Según los investigadores, algunos procesos no biológicos también podrían producir la forma ligera del carbono, especialmente los impactos de meteoritos.

Pero la cantidad de carbono extraterrestre necesaria para explicar los hallazgos hacía de los meteoritos una fuente poco probable.

«Un origen biogénico parece al menos igual de plausible», añadieron los científicos.

Confirmar la conexión con la vida primitiva representaría «un avance científico potencialmente transformador», afirmaron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *